RECORDANDO A MI CABALLERO

Mi joven y apuesto caballero

fuiste el dueño de mis sueños

en esas noches oscuras

donde lloraba mi amargura.

 

Anillos de oro tenías por pelo

deslizándose por tu hermoso cuello,

mis dedos juguetones se enredaban en ellos

al tiempo que tu acariciabas

con amor y suavidad todo mi cuerpo.

 

Esta noche recordé tus besos

esos besos que me dabas

en los cuales me robabas hasta el alma

quedándonos sin aliento,

en cada uno de ellos.

 

Tu sonrisa, perlas eran

que brillaban en la noche

iluminando las estrellas.

 

Tu carcajada era un manantial cristalino

que saltaba de flor en flor

emitiendo bellos sonidos,

acariciando mis oídos

y despertando todos mis sentidos.

 

Recuerdo nuestras salidas a escondidas

yo era tu Reina, tú mi trovador

nos amamos con pasión con respeto y cariño

ese tiempo que Dios nos dio.

 

Recuerdo...  ummmmm esos besos

besos que nunca nadie me dio

como solo tú sabías hacerlo.

los busqué, pero no encontré

en ninguno ese sentimiento.

 

Nos dijimos adiós, de mutuo acuerdo

tu joven y apuesto

¿Yo?..ajajajajaja mejor no hablar de eso.

 

Te recordaré toda la vida

como ese amor de mis sueños

en los cuales fuimos felices

hasta renunciar a serlo.

 

Yasmina