NEGRO Y PROFUNDO ABISMO

Cuánta mentira brotó de tu boca,

al decirme,  que me querías,

que falsedad en tus palabras

y en cada una de tus caricias.

 

Mataste todos  los sueños

que de niña yo tenia,

Tú,  eras mi Dios, mi guía,

por ti, hubiera dado mi vida.

 

Las estrellas, ya no brillan,

murieron conmigo de agonía,

las flores se marchitan

anunciando el adiós a la vida.

 

Gotas de sangre lloré

al saber que no me amabas,

tanto dolor derramado

valieron,  para que te odiara.

 

En negro y profundo abismo

se convirtió mi camino,

tropezando en cada esquina

buscando alguna caricia.

 

Tus mentiras me destruyeron

pero quedaron en el pasado,

aunque nunca podré olvidarlas,

de mi corazón te he arrancado.

Yasmina